Atraes lo que piensas

defectos

Todas nos hemos sentido inseguras en algún momento. Si no, que tire la primera piedra la que esté libre de inseguridad.

No es fácil sentirse totalmente segura en todos los ámbitos. Y es normal. Pero para cuando sentimos inseguridad, no viene mal saber cómo actuar, qué decirnos a nosotras mismas para que la inseguridad no se acabe convirtiendo en un problema.

Reconócelo

Cuando te sientas insegura, reconócelos. Y recuerda que es algo normal. Ser consciente de la situación y aceptarla te ayudará a controlarla y superarla.

Inseguridad no es sinónimo de debilidad

Recuérdate que eres fuerte aunque sientas inseguridad en determinadas situaciones o circunstancias. De esta manera no te dejarás arrastrar por la debilidad.

Es una buena oportunidad para dominar mi inseguridad

Cuando experimentes inseguridad y seas consciente de ello, ¡plántale cara! En lugar de verla como un problema, mírala como una motivación. Busca la manera de controlarla y dominarla, la fórmula para impedir que te hunda… ¡Gánale la batalla! Demuéstrale que tú eres más fuerte.

Pasa a la acción para reducir esa inseguridad

Muchas veces puedes hacer algo para acabar o por lo menos reducir la inseguridad. Quizá puedes aprender, formarte; quizá una clave radica en alejarte de personas tóxicas que solo ven lo negativo en ti; quizá puedes probar a jugar con tu mente, cuando piense en negativo, respóndele en positivo…

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>