¡Autocultívate!

invencibleQuizá hayas escuchado o leído en algún momento el término “autocultivarse”, que es traducción de “meditación” en sánscrito…
 
Pero a mí me gustaría extrapolar el término a las platas y las flores. Y es que, cuando cultivamos un campo o una planta, lo primero que hacemos es arrancar las malas hierbas para luego remover la tierra, añadir más e incluir los nutrientes que las plantas necesitan para germinar y florecer.
Autocultivarte implica prácticamente lo mismo que cultivar el campo… Es necesario arrancar, eliminar esas “malas hierbas” que impiden tu desarrollo y bienestar; para que nuevas oportunidades y cosas buenas puedan llegar a tu vida, debes sacar lo malo y negativo que ahora te mina, sacar del camino todos esos obstáculos que te limitan e impiden tu crecimiento. Si lo haces con paciencia y esmero, florecerás.
Nadie ha dicho que sea fácil, ni ocurrirá de un día para otro. Necesitarás tiempo y mucha calma y dedicación para identificar y sacar de tu vida lo que no te aporta nada positivo para crear el espacio necesario para que aparezcan nuevos brotes.
Deberás cuidar ese jardín, limpiar los restos antiguos y asegurarte de que se mantiene limpio cada día, que no aparece maleza que pueda impedir el crecimiento de nuevas plantas, que nada afectará o quebrantará las semillas que ahora has plantado; esas semillas compuestas de pensamiento, nuevas emociones, conductas y actitudes.
Asumir la creación de un nuevo jardín es asumir la responsabilidad de crear una nueva vida, de crear tu propia vida. Y como si de un verdadero jardín se tratara, dependerá de cómo la riegues, del cariño con el que cuides la tierra. Si lo haces con esmero florecerás tú y verás, poco a poco, tu vida llenarse de bonitas flores.
Asume la responsabilidad de tu propia vida porque es a ti a quien pertenece esa  maravillosa responsabilidad, a nadie más. Nútrela de paz, tranquilidad y positividad… y riégala día a día con las dosis de entusiasmo y valor necesarios para convertirla en el más bonito jardín. Y disfruta, disfrútala día a día, vive cada momento con toda la intensidad, porque no volverá a pasar.
Aida.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>