¿Por qué nos cuesta tanto tener paciencia?

hoy

“¡No tengo prisa!” ¿Cuánto tiempo hace que no escuchas esta frase a alguien?

La vorágine en la que vivimos está acabando con la calma. O mejor dicho, estamos dejando que nos la robe. Estamos permitiendo que nos quite el interés por cuidar los detalles, por dedicarnos a lo realmente importante.

La inmensa mayoría de las personas que nos rodea, y nosotros mismos, vivimos corriendo, de prisa, sin paciencia y con miedo a parar.
Nos hemos acostumbrado a querer y necesitar resultados inmediatos, a tener la razón para aceptarnos a nosotros mismos.

Déjame decirte algo, la prisa es sinónimo de miedo. Viven corriendo los que no se quieren, los que no se aceptan; y no quieren parar para no verlo… Cuanto más rápido viven, cuanto más hablan de tiempo, menos lo ven.

El gran problema no es la velocidad, el problema es que ese miedo nos aleja de la alegría, de la felicidad que supone el amor y la confianza por una misma. El problema es que el miedo no es a lo que pasa fuera, el miedo es a lo que ocurre dentro de nosotras.

No permitas que tus expectativas te esclavicen, disfruta, acaba con esos miedos, porque ninguno de los días que pasan va a regresar, porque lo que estás viendo hoy es parte del viaje que has elegido y si así lo decides el camino puede ser maravilloso.
Para por un instante, observa la naturaleza, respira y siente su ritmo: ¡adóptalo! Añade a la receta de tu vida como ingrediente fundamental un poco de amor, sazona con un poco de calma… Y vive disfrutando lo extraordinario del aquí y el ahora.

 

 

Aida.

¿Por qué nos recreamos en lo malo y no valoramos lo bueno?

si no quieres que duelaMuchas veces tendemos a resaltar aspectos sobre nosotras mismas negativos y, curiosamente, cuando se trata de hablar o resaltar los aspectos positivos, nos cuesta. Esto no ocurre siempre, pero sí ocurre a una gran cantidad de mujeres… Mi pregunta es: ¿Por qué?

Nos machacamos cuando algo no sale como teníamos previsto, cuando no logramos lo que queremos… Buscamos la perfección y si no la logramos, no tenemos reparos en echarnos a la cara que no es perfecto, o al menos no todo lo que hubiéramos querido.

Y si vamos un poquito más allá, con un pequeño análisis podemos concluir lo fácil que nos resulta reconocer los logros de otras personas; ahora bien, los nuestros, eso ya no es tan  sencillo.

En estos casos, me gusta pararme, pensar y decirme o decirle a mis clientes: Vale, no ha salido todo lo perfecto que hubiera/s querido, ¿pero realmente ha sido tan malo?, ¿de verdad es nefasto lo obtenido o el resultado, a nivel general, es positivo?
Por qué quedarnos con ese poco, con ese pequeño detalle que ha sido mínimo y dotar a algo pequeño del poder de arruinarnos el día…

Los pensamientos negativos tienen tanta fuerza que, si no la controlamos, puede ser atroz. Tienen, como te habrás dado cuenta, mucha más fuerza que los pensamientos positivos. Es por ello que, aunque no todo haya salido mal, muchas veces nos quedamos con ese pequeño detalle, nos recreamos en él y le permitimos que nuble nuestra vista para que no podamos ver nuestras virtudes o todo lo bueno.

Te propongo que te pares unos minutos a pensar cuán excepcional debe ser un motivo para que lo celebres…
Y ahora, te propongo hacer lo mismo pero al contrario… ¿te das cuenta de que, sin embargo, a cualquier detalle, pequeño disgusto o resultado que no encaja con nuestras expectativas le otorgamos el poder de afectarnos?

Lo que pretendo es que tomes conciencia de lo insignificantes que son la mayoría de las cosas malas a las que le damos una gran importancia y de lo mucho que nos cuesta valorar nuestras virtudes y lo bueno. Pretendo que tomes conciencia y, por supuesto, que pases a la acción; no esperes a que se presente un momento, motivo u ocasión especial para celebrar 😉

 

Aida.

El secreto de la felicidad

la-clave-de-la-felicidadSi hay algo que todos tenemos en común es eso a lo que llamamos felicidad. Todos deseamos sentimos felices. Es más, cada uno de nuestros objetivos en la vida, a todos los niveles, tienen como finalidad permitirnos sentir lo que llamamos felicidad, permitirnos experimentar esa maravillosa sensación.

Pero en muchos casos tendemos a pensar que la felicidad se encuentra detrás del objetivo, quedemos alcanzarlo para saber lo que es, para sentir esa felicidad. Otras veces, vemos la felicidad mientras avanzamos hacia ese objetivo que nos hemos marcado. Sin embargo, esto no siempre es así…
Estoy segura que en algún momento de tu vida, a pesar de estar avanzando hacia tus objetivos, incluso a pesar de haberlos conseguido, no alcanzaste esa tan deseada felicidad. Y la peor parte, cuando esto ocurre, es que nos provoca cierta frustración.

La gran pregunta en estos casos es ¿Por qué?
Y la respuesta, en la inmensa mayoría de los casos, es por el enfoque. Ponemos el foco en nosotros mismos, pero lo cierto es que a mayor felicidad radica en dar, no en recibir.

Haz la prueba, por en foco en ofrecer, en dar lo mejor de ti misma: en el trabajo, en casa, con tus amigos, etc. Enfócate en hacer la vida de los que te rodean un poco mejor, ofrece lo que eres y lo que tienes… Comprarás que de esta manera se torna casi imposible no comenzar a sentirte bien, contenta, feliz.

Lejos de restar, cuando damos, el mejor premio lo recibimos nosotros mismos. Sin duda en dar se esconde una de las claves de tan preciada y deseada ansiedad.

“Dime con quién andas y te diré quién eres”.

 

 

 

Coaching Madrid

 

 

 

Hola chicas, ¿Cómo estaís?.

Como sabeís me acabo de mudar a Madrid y la verdad es que la cuidad me parece maravillosa. Las calles siempre en movimiento, miles de planes y oleadas de gente que constantemente se divierten.

Tengo la sensación que en esta cuidad sí se saben divertir. La gente de Madrid es siempre gente muy especial, lo más curioso es que si eres de fuera de Madrid, nunca  te sentirás un extraño porque todo el mundo está como tú. Muchas de las personas que viven en esta ciudad son de todas partes menos de Madrid y eso es genial. Tan genial como el hecho de la cantidad de gente que  se puede conocer en un abrir y cerrar de ojos.

 

Tras el trasiego social que uno vive al llegar a una cuidad me paro a pensar…

 

¿Cúan de importante es rodearte de gente optimista? Pues creo que mucho.

Hace poco leía un artículo que decía que una persona es una mezcla de las cinco personas con las que más se rodea. Sólo este hecho puede hacerte plantear muchas cosas .

Siempre he tenido una gran covicción y creo que cada vez la compruebo con más fuerza.

Una persona puede componerse de muchas actitudes y dentro de nosotros podemos encontrar muchas partes de uno mismo , sólo depende de nosotros cuál alimentemos . La fuerte, la optimista, la triste o negativa, la miedosa, la perezosa, la cobarde, la valiente…

Creo que esto tiene mucha relación con la gente con la que nos relacionamos.

Siempre hay personas que sacan de nosotros cosas diferentes. Puedes pensar en amigos/as y verás que cada uno de ellos te hace sentir de una manera y es ahí donde puedes comprobar que actitudes tuyas proliferan cuando estás con ellos/as .

Es verdad que la responsabilidad final es nuestra , claro está que si tenemos amigos que nos afloran actitudes negativas es porque nosotros tenemos esas actitudes negativas o por igual en positivo, pero no os quedeís con eso.

Pensar que todos somos muchas cosas y la oportunidad de alimentar cada actitud en parte se debe a nuestros amigos, que se comportan de espejos y reflejan hacia nosotros. En ocaciones, hay amistades de hace muchos años que uno ya no se plantea si lo que tiene con esa personas es del todo bueno o del todo malo o un  término medio que varía en función de nuestros momentos vitales. Es cierto que con amigos de hace muchos años uno se nubla hacia estos análisis .

Pero pensar que cuando tengaís una ocasión de poder conocer a gente nueva , podeís reflexionar que quizás lo que más os puede hacer felices es rodearos de gente que os hace recordar todo lo bueno que está dentro de vosotros. Si soy una mezcla de las cinco personas con las que más tiempo me paso .¿Con quién me quiero mezclar?.

Os confieso que en muchos momentos de mi vida, sólo el hecho de conocer a gente nueva, pensar que parto de cero, que tengo que empezar explicar quién soy ,cuáles son mis gustos, bla bla bla, me producía una especie de pereza rara. Pero como nada en esta vida es definitivo y las cosas siempre pueden dar muchas vueltas, he descubierto lo maravilloso que es poder tener la oportunidad de elegir con qué personas quiero mezclarme.

¿O acaso no recordaís este dicho? “Dime con quién andas y te diré quién eres”.

 

Miles de abrazos y bienvienida primavera.

Aida.

La ventana indiscreta.

Coaching Madrid Mujeres

 

 

 

Al ser el último año tengo que cumplir una serie de requisitos antes de presentarme al exámen de didacta. Uno de los requisitos es hacer de oyente en una clase de practitioner. Hacer de oyente quiere decir estar observando a los alumnos , al profesor o si hay algún problema o duda y el profesor no puede por cualquier circunstacia resolverla, pues estoy de apoyo . Vamos! polivalente total!.

 

Cuando empecé las clases me parecían muuuy aburridas , estar todo el rato de oyente con temas que ya los tienes más que escuchados , pero un día me dije si voy a tener que estar aquí voy a buscarle la parte divertida y la encontré!.

Uno no se puede imaginar lo que puede observar en una clase . La gente como se mira, como se aburre, otros ligan ,otros participan, los hay que quieren quedar bien , otros que quieren hacer publicidad de su negocio , otros que quieren hacer amigos! en fin…. es una ventana de observación y aprendizaje sobre el comportamiento humano.

 

Todo es un mundo apasionante de descubrimientos y constataciones de actitudes no obstante, lo que descubrí es la necesidad de que todo el mundo necesita sentirse aprobado. 

El simple hecho de que por primera vez estoy en una situación diferente, me posibilita analizar cosas que nunca me planteo y la verdad es que la mayoria de los asistentes, por no decir todos, saben que ya tengo hechos los tres cursos y no sé si piensan que tengo más experiencia, que tengo cara de ser la proxima profesora  o quizás porque nuestro aprendizaje más repetido desde que somos niños es sentirnos aprobados.

Constantemente nos enseñan la necesidad de sentirnos aprobados por nuestros padres, por los profesores, amigos, abuelos, jefes, novios/as, amigos…

Y yo me pregunto ; ¿Qué pasaría si no sintiésemos esa necesidad ? ¿Para qué es importante sentirnos aprobados por personas que casi no conocemos? ¿Y si únicamente nos aprobásemos nosotros mismos sin la opinión de nadie más? ¿El mundo seria más egoísta, más libre , más independiente ?¿Con qué emociones están relacionadas las aprobaciones?.

 

Mientras encuentro repuesta , os mando muchos besos y deciros que estoy a la espera de vuestras respuestas o ¿son Aprobaciones?.

No lo sé, lo pensaré…

Ahora me toca a mí.

Coaching Barcelona Madrid

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora me toca a mí!

No son tiempos fáciles , lo sé , pero en estas  líneas me gustaría hablar de lo importante y beneficioso que es el coaching.

¿Por qué digo que no son tiempos fáciles? Porque entiendo que hay muchos recortes ,  cada vez nos vamos quitando de más gastos y porque hay gente que vive con lo justo día a día.

Pero me gustaría que las personas que necesiteís un cambio en vuestra vida y no sepaís cómo llevarlo a cabo , personas que necesiteís aumenar vuestra autoestima o  queraís cumplir vuestro objetivo. Os aseguro que el  coaching es la mejor inversión en uno mismo .

El poder pararte y reflexionar acerca de ti y tu vida es algo muy importante y beneficioso………

¿Eres feliz?

¿Qué te separa de la felicidad?

¿Qué te diferencia del resto de las personas?

¿Qué es el éxito para ti?

¿Qué has perdido que te gustaría recuperar?

Si no es ahora ¿ Cuándo?

¿Quién eres cuando nadie te ve?

¿Tiempo o dinero?

¿En qué momentos pierdes la noción del tiempo?

¿Para que necesitas lo que buscas?

¿De que te sientes orgulloso?

 

 

Últimamente  escucho a muchas personas decir , que el coaching es un capricho inncesario , que el coaching es muy caro , etc… Evidentemente no seré yo la que me meta en la vida de estas personas y menos en su dinero , pero sí me gustaria hacerles llegar, que el coaching no es ningun capricho . Es algo tan positivo que ni la mayoría de las personas se lo pueden maginar . Es más , la mayoría de las personas cuando acaban las sesiones se sienten tan optimistas y tan realizadas que tienen fuerza para todo y más! Y pertimirme que lo diga , pero lo que más neceistamos ahora son ganas, fuerza y optimismo.

Desde aquí , me gustaría deciros , que si estaís pensando en hacer coaching, probarlo! sea conmigo o con quien queraís , pero probarlo , entendereís la fuerza y las alas que te puede proporcionar. Hay un frase que me encanta que dice :” El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adónde va“. Antoine de Saint-Exupery.

Esta frase explica la situación en la que se encuentra una persona cuando sale de un proceso de coaching .  Las ideas claras , las habilidades puestas en práctica y los objetivos cumplidos.

¿Amigos , existe en la vida algo mejor que esto?

Pon tu futuro en buenas manos: las tuyas.

Futuro

 

 

 

Reflexionando todos estos días sobre nuestra educación y sobre la manera de desarrollarnos en los colegios , universidades , etc…, llego a la conclusión que no me queda otro remedio que poner el grito en el cielo y comenzar a escribir este artículo.

 

 

 

No queda muy lejos la época en que abandoné mis estudios universitarios , y no echando la vista muy atrás en el colegio. Recuerdo como yo , era una mala estudiante , tenía una motivación cero y menos aún entendía el valor de estudiar para saber y saber más . En aquella época sólo teníamos que estudiar porque habia que aprobar y punto! . NO recuerdo ni un solo profesor que nos haya motivado o nos haya explicado el verdarero valor del conocimiento y el saber .

¿ Cómo puede ser posible que cuando estabas muerto del sueño , muerto del aburrimiento , te riñesen por estar agotado de escuchar esas palabras monocordes llenas de rabia riñéndote por estar duemiéndote? Acaso usted no se ha plantedao que lo que lo que trasmite dan ganas de no volver a abrir un libro en mi vida !

No quiero con esto cargar con los profesores , desde luego que dista mucho de mi intención , yo admiro profundamente esta profesión y nadie sabe lo que admiro a muchos amigos que se dedican a esto y lo hacen con todas sus mejores intenciones , pero a lo que quiero llegar es : ¿Dónde están esos profesores que impartian sus materias con pasión , que cada alumno  se sentia maravillado por todo lo que explicaban sus profesores?

Pensemos bien en la vida social que se desarolla en estos colegios , donde los profesores son lejanos ( por no decir en las universidades) y  establecen con sus alumnos relaciones cínicas o de superioridad , ¿Desde cuándo en esos entornos se puede aprender?.

Los valores que luego poseemos la mitad de los estudiantes es de competitividad , baja confianza en uno mismo , etc .

Pocas personas saben hablar en público cuando salen de las universidades , a no ser que sean carreras específicas que incluyan estas actividades . En mi opinión el poder saber hablar en público te aporta mucha seguridad a la hora de relacionarte en la vida a posteriori, en futuros trabajos,etc..

Esta es mi experiencia y necesitaba compartirla con vosotros , seguro que muchos no estareís de acuerdo porque seguro que habreís tenido más suerte en este sentido . Yo lo único que quiero es volver a encontrar un poco de pasión en los colegios , universidades , entender la verdadera esencia de aprender,  que en ningún caso es para aprobar los exámenes y sobretodo no nos olvidemos jamás que la motivación es la gasolina para el cerebro!

 

 

/strong

“La vida debería ser al revés”

Carl Rogers

Se deberia empezar muriendo y asi ese trauma quedaría superado.

Luego te despiertas en una Residencia mejorando dia a dia.

Después te echan de la Residencia porque estas bien y lo primero que haces es cobrar tu pension.

Luego, en tu primer dia de trabajo te dan un reloj de oro.

Trabajas 40 años hasta que seas bastante joven como para disfrutar del retiro de la vida laboral.

Entonces vas de fiesta en fiesta, bebes, practicas el sexo, no tienes problemas graves y te preparas para empezar a estudiar.

Luego empiezas el cole, jugando con tus amigos, sin ningun tipo de obligacion, hasta que seas bebé.

Y los ultimos 9 meses te pasas flotando tranquilo, con calefaccion central, room service, etc. Etc.

Y al final… ¡Abandonas este mundo en un orgasmo!

 

“La vida debería ser al revés” Quino.

p

Cuando me amé de verdad.

                                  Autoestima

Cuando me amé de verdad comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta, y en el momento exacto, y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene un nombre… Autoestima

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia, y mi sufrimiento emocional, no es sino una señal de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… Autenticidad

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a aceptar todo lo que acontece, y que contribuye a mi crecimiento. Hoy eso se llama… Madurez

Cuando me amé de verdad, comencé a percibir que es ofensivo tratar de forzar alguna situación, o persona, sólo para realizar aquello que deseo, aun sabiendo que no es el momento, o la persona no está preparada, inclusive yo mismo. Hoy sé que el nombre de eso es… Respeto

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas, situaciones y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo. Hoy se llama… Amor Propio

Cuando me amé de verdad, dejé de temer al tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero, y a mi propio ritmo. Hoy sé que eso es… Simplicidad y Sencillez

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón, y así erré menos veces. Hoy descubrí que eso es… Humildad

Cuando me amé de verdad, desistí de quedarme reviviendo el pasado, y preocupándome por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… Plenitud

Cuando me amé de verdad, percibí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando la coloco al servicio de mi corazón, ella tiene una gran y valioso aliado. Todo eso es… Saber Vivir

No debemos tener miedo de afrontarnos, de hecho hasta los planetas chocan, y del caos suelen nacer la mayoría de las estrellas.

Texto de Charles Chaplin.

“La crisis según Albert Einstein”

La crisis

 

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo.

La crisis, es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado.

 

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.

La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia.

El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos.

Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.”

 

Albert Einstein. 1879-1955.