La gratitud nos hace más felices

Post-it GRACIAS

La gratitud es un hábito que podemos adquirir y que nos permite disfrutar de una vida más positiva y plena. Y no porque lo diga yo, o porque muchos estemos convencidos de ello, sino porque lo confirma y afirma la ciencia, concretamente la neurociencia.

Estamos hechos para sobrevivir y ello explica nuestra tendencia natural a enfocarnos en lo que nos falta, puesto que de alguna manera nuestro cuerpo y nuestro cerebro están programados para suplir nuestras necesidades: comer, dormir…
Sin embargo, muchas de nosotras no precisa de una concentración en la supervivencia, porque nuestras necesidades básicas están más que cubiertas. Entonces, la pregunta es, ¿por qué seguimos enfocándonos en lo que nos hace falta (o lo que consideramos que nos hace falta)?
La respuesta es simple y compleja a la vez… Y es que la clave está en que no entrenado nuestro pensamiento para ello. No hemos puesto en marcha un entrenamiento que nos permita pensar en positivo, por lo que seguimos viendo solo lo que nos falta.

Pero el ser humano ha evolucionado. Y esa evolución implica el desarrollo de la capacidad de razonar, reflexionar, abstraer y crear. Dicho de otra manera, estamos capacitados para adoptar otros enfoques diferentes al que nos dota la supervivencia. Y es también esta evolución la que nos permite entablar otras relacionemos más profundas, desarrollar una consciencia ética, una noción de espiritualidad y elaborar pensamientos complejos.

En este sentido, agradecer es un proceso realmente interesante que además estimula nuestra capacidad para enfocarnos en lo positivo e lugar de ver solo lo que nos falta.

La convicción y creencia de que el agradecimiento es beneficiosa viene de mucho atrás. Sin embargo, un estudio dirigido por Glenn R. Fox, ha desvelado que el agradecimiento actúa sobre las regiones cerebrales asociadas con la cognición moral, los juicios de valor y la abstracción, activándolas. Este hecho fortalece nuestra naturaleza humana.
Pero no queda ahí, el estudio ha revelado muchos más datos acerca del agradecimiento. Según los resultados, cuando agradecemos también activamos zonas en nuestro cerebro que están directamente relacionadas con la recompensa, la satisfacción y las emociones positivas; potenciamos nuestra empatía.

En definitiva, adquirir el agradecimiento como un hábito nos ayudará a ser más felices. :)

 

 

Aida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>